domingo, 3 de enero de 2010

El lucero de Maya

                                           (Para mi nieta)

En una noche estrellada
del cielo cayó un lucero
que fue a dar justo al jardín
de la casa de mi abuelo.

Tres cocuyos oji-verdes
me ayudaron a encontrarlo
y la cotorrita roja
le avisó al escarabajo
y este, a la tejedora
para entre todos cargarlo.

En su canasto de sueños
mi Alejandra lo guardó.
Envuelto en el arco iris,
perfumado con su voz.

Será un especial regalo
para el amor por venir.
Será el lucero de Maya
Que alumbrará el porvenir.
 
                                  
                                   30 de Diciembre 2009

1 comentario:

Alejandra dijo...

Ese lucero hermoso que nos han regalado me inunda dia y noche de gran felicidad y pronto la estaremos compartiendo.
Tiene la sensibilidad y percibe todo el amor que emana esta nueva abuelita soñadora y creadora.
Te amamos, gracias por tus poemas y cuentos.